Continuation Bet (C-bet) o Apuesta de continuación ¿Qué es?

Por José Litvak
Solo hay algo más previsible que el final de una novela: una apuesta de continuación.

LA CORRELACIÓN DE LAS APUESTAS
La apuesta de continuación (cbet) es una jugada típica, la menos sorpresiva. Quizás, lo desconcertante sea que no se haga.
¿En qué consiste y por qué es tan habitual?
Es una acción que se ejecuta en el flop, puede repetirse en el turn y constituye la secuencia preconcebida de otra acción típica: el raise preflop.
En esa primera etapa de apuestas, es infrecuente que quienes entren en juego simplemente paguen (calls). Alguien, seguramente, subirá.
Quienes tengan una buena mano, lo harán para depurar la mesa y para no disminuir sustancialmente su fortaleza. Si nadie raisea hasta el botón, es probable que él lo haga, para robarse las ciegas y los calls anteriores o para explotar su ventaja posicional.
¿Qué ocurre cuando se conocen las primeras tres cartas de la mesa? Se puede conectar o no.
En cualquier supuesto, si los rivales checkean, el raiser preflop vuelve a apostar. Esa es la apuesta de continuación (cbet). ¿Por qué se hace?
Si se conectó, para mostrar fuerza e ir acrecentando el valor del pozo y, si no se conectó, por lo mismo, pero como engaño; para aparentar esa fuerza y espantar al resto.
En principio, los limpers deberían suponer que el raiseador preflop lleva una buena mano.
Esta apuesta posibilita llevarse el pozo cuando el flop es favorable y también cuando los rivales no tengan buenas proyecciones, aunque nosotros tampoco.
Tomar la iniciativa es la clave, porque, como ya lo adelantamos, los condicionamientos y la predisposición para pagar una apuesta son mayores que los necesarios para hacerla, aunque fuera un bluff.

La premisa es ganar cuando se tiene juego y cuando no se lo tiene pero el rival tampoco.
Perderemos cuando él posea una buena mano, pero, matemáticamente, son más las situaciones a favor ¿Por qué?
Veamos: si en la mano se tienen dos cartas de distinto valor, estadísticamente, en 2 de cada 3 oportunidades no se conectarán con las primeras tres comunitarias.
Por ende, ganaríamos cuando conectemos y él no, y cuando no lo logremos, pero el rival tampoco.
Perderíamos cuando él conecte y nosotros no, y será incierto el resultado cuando lo hagamos ambos. Pero las matemáticas y la iniciativa nos favorecen 2 a 1.
Y las probabilidades son mejores aún si el rival tuviera un par en su mano (sólo importan sus cartas, porque apostaremos igual, tengamos juego o no).
En este supuesto, la chance de completar el set es de 1 en 8 y, si no viene su naipe, que el flop le pueda servir con algún proyecto puede llevar esa potencialidad a 1 de cada 7 oportunidades: condiciones más que propicias para que una cbet sea efectiva.
Claro que ello depende del tamaño de su pareja. Si son Ases, y jugó despacio, no le importará tanto la textura del flop, pero, a medida que se trate de valores menores, cobra relevancia y, más aún, si aparecen una o más overcards(cartas de mayor valor) que las de su mano.
Las estadísticas brindan información valiosa vinculada con las probabilidades de ver, en el board, cartas mayores a las de una pareja determinada:
Ilustración 14: Tabla de probabilidades de que el board contenga overcards

La apuesta de continuación se afirma en las menores probabilidades de mejorar una mano con el flop y en el efecto beneficioso de la agresividad y de la iniciativa.
Es una jugada efectiva y, por ello, típica, pero no es infalible. Posibilita ganar o robar en más oportunidades que en las que se pierde. Pero algunas las perderemos.
Por otro lado, omitirla implica malgastar ese potencial, mostrar debilidad y otorgar una carta gratis, lo cual podría justificarse en muy pocas ocasiones.
Una, por ejemplo, para hacer slow play, cuando conectamos un juego monstruo. Sin embargo, también en estos casos, parece mejor hacer una nueva apuesta, quizá más pequeña, para mantener al rival en juego y que no presienta la trampa.
La condición básica para hacer una apuesta de continuación es haber sido los agresores preflop. Si no es así, no hay nada que continuar.
La segunda, es que alguno no se anticipe con una apuesta. Si bien podemos raisear, esta ya no sería una cbet típica.

Fuente: www.pensarpoker.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *